jueves, 29 de julio de 2010

Sussya!


Sussya es un pueblo no reconocido en el sur del Monte de Hebron (llamado El Khalil por los palestinos).

Llevo 3 semanas pasando los jueves ahí haciendo ganchillo con la basura que encuentro alrededor. Como podéis ver, la peña en Sussya se apunta. Siendo un pueblo de pocas tiendas de campaña bajo contante amenaza de desalojo y viviendo una intimidación diaria por parte de los colones alrededor, la gente de Sussya esta encantada a recibir visitas y propuestas. Un amigo, David, esta en el proceso de montar un centro cultural en medio de este pueblo pequeñisimo. La idea es inverosímil, un centro cultural donde hay una falta de recursos (agua, alimentos, dinero, techo). No dicen que cuando los cañones suenan las musas se callan? o algo así? Pues la gente de Sussya (y mas que nada David) parece creer que la cultura puede responder a unas necesidades primarias. El debate entero será demasiado largo para incluir en este pequeño post en un blog dedicado al ganchillo, pero en pocas palabras podemos decir que la cultura genera movimiento y visibilidad que en el caso de Sussya significan economía y seguridad. Es curiosa la propuesta de crear riquesa generando valor inmaterial y capital cultural, en un sitio que esta en un enfrentamiento diario con la materialidad misma, en otras palabras, con la escasés.

otras cosas que quería comentar: que hay una gente que se llama Los Villages Group que llevan 8 años trabajando con la gente de Sussya y los pueblos alrededor y son ellos que hacen que proyectos como lo del centro sean posibles.
que encontré en Sussya personas realmente sorprendentes.
que el ganchillo se puede hacer con cintas de vídeo que se encuentran volando medio atrapados por los cardos secos del paisaje espectacular del Monte El Khalil, y que utilizando el ganchillo para transformar la basura es contagioso.
si no me creéis pregunta a la gente de Sussya.

2 comentarios:

margarida dijo...

Aviv! quin crack!!

nurks dijo...

que proyecto más chulo!! felicidades!!